Estas en:

Visor de contenido web Visor de contenido web

Afrontan una nueva fase de excavación en la necrópolis neolítica de la campa de L'Españal

26.06.18. El Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio acaba de poner en macha una nueva fase del proyecto de excavación arqueológica en la necrópolis neolítica de la campa de L' Españal, en La Casilla, que tiene como objetivo completar la documentación del túmulo localizado en 2016 a fin de desarrollar un proyecto de consolidación, conservación y exhibición temporal del yacimiento al público. La financiación corre a cargo del Ayuntamiento.

El proyecto, que dirige la arqueóloga Covadonga Ibáñez, amplia el área de intervención, pasando de los 28 m² de hace dos años a los 75 m² actuales, y se desarrollará entre este mes y el de julio, con un equipo de arqueólogos/as a los que se han unido estudiantes de la Universidad de Oviedo residentes en el municipio.

Esta nueva campaña da continuidad a dos fases anteriores que se desarrollaron hace dos veranos, las cuales sacaron a la luz la existencia de un túmulo funerario de la época del Neolítico, en el cordal situado entre los valle de La Güeria de Carrocera y Blimea, que se sumaba así a otros túmulos ya catalogados y que en conjunto forman parte de una necrópolis cuyo elemento más destacado es el conocido como "Dolmen de la Mesa de los Moros".

Los estudios desarrollados desde 2016 hasta ahora revelan a día de hoy la existencia de dos espacios funerarios  y no sólo de uno como en su momento se informó públicamente. Según explica la arqueóloga Covadonga Ibáñez, "los resultados obtenidos hasta el momento en la excavación nos hablan de un túmulo con una antigüedad de 6.000 años, el cual consta de una espacio funerario datado a principios del IV milenio, y por otro lado, de una cámara funeraria mejorada y monumentalizada de principios del III milenio, gracias a los análisis del carbono 14". Junto al túmulo, recordó, "también se encontraron entonces varios objetos vinculados con el ritual funerario a modo de ajuar, propios de la cultura megalítica".

Una vez que concluyan los trabajos el Ayuntamiento se marca como objetivo poner en valor el yacimiento arqueológico con un proyecto cultural abierto al público. Se trataría de definir un recorrido didáctico con señales y elementos expositivos complementarios que ofrezcan al visitante información sobre las diferentes etapas de ocupación humana del cordal en el que se encuentra localizada esta necrópolis neolítica.