Estas en:

Visor de contenido web Visor de contenido web

Entran en funcionamiento los nuevos contenedores para la recogida de la basura orgánica

24.07.18. El Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio está procediendo en el día de hoy a la colocación de los nuevos contenedores para la recogida de la basura orgánica que sustituirán al viejo sistema de recogida de las bolsas de la basura a pie de calle. Desde esta mañana ya están colocados en Blimea, se continuará por Sotrondio y se rematará mañana en El Entrego.

Hasta el 31 de julio el viejo y el nuevo sistema convivirán en el tiempo al objeto de que los vecinos se vayan familiarizando con el uso de los nuevos contenedores, y a partir del 1 de agosto todas las bolsas de basura sin excepciones tendrán que depositarse en el contenedor. Una vez colocado el contenedor entra inmediatamente en funcionamiento. Hasta final de mes, los vecinos tendrá tiempo para familiarizarse con los nuevos puntos de recogida y en agosto estará prohibido dejar la basura a pie de calle.

En total se están colocando 90 contenedores, distribuidos por las diferentes localidades de Blimea, Sotrondio y El Entrego. Es un volumen superior al de las necesidades reales, pero está diseñado para favorecer la proximidad, es decir, para que ningún vecino tenga que caminar demasiado desde su domicilio hasta el contenedor más cercano.

La basura se podrá depositar en estos contenedores a cualquier hora del día, siempre a través de bolsas convenientemente cerradas. La recogida de los residuos por parte del servicio de la basura municipal se realizará a diario, por lo que se descarta un posible problema de saturación de los contenedores.

Asimismo, queda prohibido depositar las bolsas fuera de los contenedores, siendo sancionable este comportamiento con multas de entre 300 y 500 euros. Desde el Ayuntamiento se pide civismo a la ciudadanía para que la basura se deposite siempre en el interior del contenedor y nunca a su alrededor. Quienes se salten esta norma podrán ser sancionados por una práctica que genera malos olores, deteriora el paisaje urbano y exige una mayor limpieza que aumenta el gasto público.

Estos contenedores se suman a los de reciclaje de papel, envases y vidrio que existen desde hace tiempo en el municipio. Los nuevos contenedores son para la basura orgánica, para los residuos de alimentos; el resto de basura, como cajas de cartón, botellas de vidrio o envases de plástico tiene que seguir reciclándose en los contenedores que hay habilitados para ello.