Estas en:

Visor de contenido web Visor de contenido web

El Ayuntamiento concluye la redacción del Plan General de Ordenación Urbana de San Martín

24.05.19. El Ayuntamiento de San Martín ha concluido la redacción del Plan General de Ordenación Urbana  (PGOU) que sienta las bases para el desarrollo urbanístico del municipio centrando la atención en los núcleos de población de la zona rural, las áreas urbanas que están sin desarrollar y el área perimetral. El paso inmediato será iniciar su tramitación para su aprobación.

El PGOU sustituirá a las actuales Normas Subsidiarias de Planeamiento, aprobadas en 1997, que se han quedado obsoletas porque respondían a un modelo territorial y económico marcado por la actividad minera, y con unos determinados usos del suelo por parte de la población que también han cambiado.

En lo que respecta a los núcleos rurales, el PGOU va a permitir el reconocimiento de innumerables pueblos que actualmente no están reconocidos como tal, sino como zonas de interés agrícola, con la limitación que ello supone para la construcción de viviendas unifamiliares, como es el caso de Lantero, entre otros muchos. El cambio en la clasificación del suelo posibilitará nuevas edificaciones residenciales con el objetivo de asentar y atraer población a unos entornos naturales cada vez más valorados.

En cuanto al suelo urbano, el Plan General posibilitará el desarrollo de suelo urbano no consolidado que ha quedado descolgado de anteriores procesos de urbanización, como es el caso de El Llugarín, en El Entrego; La Capilla, en Serrallo; Rimadero, en Sotrondio; o La Venta, en Blimea. La pretensión pasa por facilitar la construcción ordenada de la edificación, dar continuidad a la trama urbana y recuperar unas zonas especialmente degradadas; siguiendo un sistema público-privado, en el que el Ayuntamiento tome la iniciativa.

El perímetro urbano de las diferentes localidades también es objeto de planificación en el PGOU. En este sentido, para esas zonas en la que confluye el suelo urbano con el no urbanizable el plan autoriza la construcción de viviendas unifamiliares, como por ejemplo en Otariellu o El Rebollal del Entrego, frente al chabolismo que predomina en estos lugares.

En otros bordes o perímetros urbanos, el PGOU establece un desarrollo de espacios libres, zonas verdes y una planificación ordenada de huertos urbanos, véase por ejemplo en Blimea, en la zona comprendida entre el río y las vías del tren, esto es, en la avenida de San Mamés y El Florán, donde actualmente predominan las chabolas.

El desarrollo de suelo industrial es otro asunto que recoge el plan general. En concreto, se contempla dar continuidad a este proceso bajo un nuevo concepto como es el de ¿parque empresarial¿, integrado en la trama urbana y compatible con el uso residencial, en el que entraría el aprovechamiento de los suelos de los talleres de Santa Ana o del Pozo Entrego.

En global, el PGOU ¿apuesta por un uso mixto del suelo que corresponde a un modelo de ciudad sostenible y que revitaliza los núcleos urbanos¿, explicaron. Complementando ese modelo mixto, el plan incorpora otros espacios libres, zonas verdes y equipamientos, como es la zona de La Isla, en Blimea, que ya ha comenzando a desarrollarse en esa línea.

Por otro lado, de manera paralela al plan general se ha redactado un catálogo urbanístico que recoge una relación de los edificios más destacados del concejo por su valor etnográfico, histórico o arqueológico.

En cuanto a la tramitación del PGOU de cara a su aprobación, está prevista su presentación a los grupos municipales para luego someter el documento al Pleno para su aprobación inicial. A partir de ahí se abriría un periodo de alegaciones de dos meses para luego proceder a la aprobación provisional y por último definitiva, a cargo de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA). La previsión para su entrada en vigor es de un año.