Las cuatro viviendas en ruina del barrio de La Capilla serán derribadas en febrero

Las cuatro viviendas en ruina del barrio de La Capilla, en Sotrondio, serán derribadas este mes de febrero por parte de los propietarios de las fincas, que han contado con la colaboración administrativa del Ayuntamiento para acometer conjuntamente esta actuación. La demolición mejorará el ornato urbano al tiempo que liberará una superficie de 800 metros cuadrados que los titulares cederán temporalmente para su acondicionamiento como aparcamiento hasta que en un futuro se puedan edificar nuevas viviendas.

La demolición de estos cuatro inmuebles, que se encuentra en fase de adjudicación, tiene un plazo de ejecución de un mes, destinando la primera semana al derribo propiamente dicho y las otras tres restantes al acondicionamiento de la parcela como aparcamiento con capacidad para entre 25 y 30 vehículos.

Desde el Ayuntamiento se ha mostrado satisfacción por el inminente inicio de estas obras que son fruto de ¿meses de intensas negociaciones con los propietarios para alcanzar un consenso que se ha traducido en la decisión voluntaria de los titulares de los inmuebles para asumir la demolición de forma conjunta al objeto de reducir el coste total de la obra¿, explicaron fuentes municipales.

La demolición de este inmueble se enmarca dentro del Plan Integral de Limpieza  del municipio. No se trata por tanto de una actuación aislada sino que forma parte de una política de actuación para identificar y tirar inmuebles en ruina o muy decadentes y resolver así las problemáticas de ornato, seguridad y salubridad que se plantean por el severo deterioro que presentan algunas de estas fincas abandonadas.

La última demolición importante que se llevo a cabo en el municipio fue la de la vieja Escuela de Judo de Sotrondio, en marzo del año pasado, cuya superficie liberada ha servido para ampliar el aparcamiento que se encuentra en los aledaños. De igual modo, los edificios derribados hace unos años en el centro de localidad, en la unidad urbanística ST-13, están siendo utilizados como aparcamiento provisional a la espera del desarrollo urbanístico de la zona donde se va a construir un nuevo centro de salud y nuevas viviendas.