Visor de contenido web Visor de contenido web

Iglesias y Capillas

San Martín

Esta iglesia debe su advocación a San Martín de Tours. Situada junto al cementerio de la localidad de igual nombre y construida sobre un templo de origen prerrománico conserva restos de anteriores edificaciones, como unos interesantes modillones (voladizos) con talla geométrica en el borde de la techumbre. En su interior encontramos el Cristo del Socorro, al que el saber popular le da una antigüedad de ocho siglos. Según la tradición, dentro del templo se halla, adosado al muro izquierdo de la nave central, el sepulcro del Rey Aurelio, V Rey de la Monarquía Asturiana. Su enterramiento en este lugar se recoge en la Crónica Sebastianense. Tradicionalmente, el monarca tenía su palacio residencial en Varaosa, cerca de esta iglesia.

Capilla CocañínSanto Toribio de Cocañín  

Realizada casi íntegramente en mampostería, su disposición estructural es la típica de las iglesias rurales asturianas, con la entrada principal porticada y una espadaña con dos ojos para acoger una pareja de campanas. Sus puertas y ventanas constan de arcos de medio punto. Fue reconstruida en 1940. Son numerosas las pequeñas capillas de marcado carácter rural como ésta que encontramos a lo largo del concejo, pensadas para satisfacer los servicios religiosos de pequeñas poblaciones y caracterizadas por la sencillez de sus formas y la economía de los materiales empleados en su construcción.

San Roque

S. XVII. Tiene una inscripción con fecha de 1683. Situada en la parroquia de Blimea, es un buen ejemplo de la economía de materiales y formas. Conserva el pórtico de madera con teja árabe sustentado por columnas pétreas que sirven de protección a la portada, la cual consta de un arco de medio punto que se apoya en jambas con ábacos impostados. Es similar a la capilla de San José en Peñateyera y a la de Sanamiés, en San Andrés.                                                                                               

San José

La capilla de San José, del siglo XVII, situada en la pedanía de Peñateyera, su vano de entrada se configura a través de un gran arco carpanel. Sobre él se sitúa una pequeña espadaña que hace las veces la función de campanario.

Nuestra Señora de Villacedré

Data de finales del s. XIX y está dedicada a la Virgen de la Cabezá, imagen sedente de reminiscencias antiguas; con pórtico y nave dividida en dos tramos, separada por arco de medio punto, en el exterior se remata con una espadaña con un solo ojo. Es un santuario de gran devoción, que celebra su fiesta el primer domingo de julio.

San Antonio

Se sitúa al lado de la carretera, en Llantero, y ha sido reformada. Consta de una planta cuadrada con nave única y tejado a dos aguas. De aquí partía, a principios del s. XX, una procesión que finalizaba en lo alto del valle, en Villacedré, en el anteriormente citado santuario de la Virgen de la Cabezá.

San Vicente

Nave rectangular en tramos separados por arco de medio punto y coronada por espadaña rematada en cruz.

Santo Ángel de la Guarda

Su festividad se celebra el último domingo de agosto con una procesión que traslada la imagen del ángel hasta el prado de la fiesta, en L'Edrau.

Santo Cristo de la Paz

Situada en Brañella, en su interior se encuentra una bonita imagen de Cristo crucificado. La fiesta en su honor se celebra el segundo domingo de septiembre con una vistosa romería.

La Malena

Es una capilla de una nave con dos tramos con arco de separación. Uno de los elementos más antiguos que alberga es la imagen de la santa cuya festividad se celebra en junio.