Visor de contenido web Visor de contenido web

Puentes

Los puentes industriales del Nalón son, junto con las bocaminas y los castilletes las estructuras más interesantes del patrimonio industrial de San Martín del Rey Aurelio.

El desarrollo industrial de la minería en el siglo XX impulsó el levantamiento de puentes que dieran salida a la producción de carbón. Las empresas mineras, con capacidad económica y dominio tecnologico, lideraron estos proyectos desde el diseño hasta la construcción. Los más destacados son:

Puente La OscuraPuente La Oscura

Fue construido en 1928 por el ingeniero Juan de la Torre Boulín. Este puente sustituyó al del Pontón, situado en el mismo lugar que había sido arrastrado por las aguas del rió en varias ocasiones.

Puente de Carrocera

El puente de Carrocera, conocido también como puente de Les Chapes, fue construido en hierro, en los años 30, por la sociedad Duro Felguera y utilizado por el Ferrocarril del Norte para transportar el carbón que salía del lavadero de Carrocera.

Adoptó el nombre de Puente de Carrocera de las explotaciones mineras del valle de Carrocera y más tarde se le bautizó con el nombre de Puente de La Central por su proximidad a la antigua central térmcia eléctrica,

Cuando Hunosa puso fin al transporte de carbón por ferrocarril, el puente adopta una nueva función como medio de transporte del mineral hacia el lavadero de Carrocera.

Más tarde, coincidiendo con el cierre de este ramal, el puente sirva para los desplazamientos peatonales entre Carrocera y El Entrego/L'Entregu, pese a que inicialmente la infraestructura no reunía las condiciones para tal fin.

Puente del Miramar

El puente del Miramar fue construido para salvar el río Nalón a escasos metros del puente de La Oscura, en L'Entregu / El Entrego, en el marco de un proyecto de la Sociedad de Ferrocarriles de San Martín que pretendía sacar el carbón que se extraía en la zona alta de la cuenca del Nalón por el valle de Carrocera en dirección Lieres y finalmente hasta el puerto de El Musel, en Gijón / Xixón. Este proyecto de ferrocarril no llegó a concluirse y el puente fue finalmente reubicado en Blimea, en los años 30, donde se encuentra actualmente.

Está formado por perfiles de hierro roblonado, cubierto por tirantes de igual material y formado por un único tramo.

Puente Los GallegosPuente de Los Gallegos

El que debe su nombre a la procedencia de los canteros que trabajaron en el levantamiento de sus pilares fue construido a principios del siglo XX por Fábrica de Mieres y puesto en servicio en 1921.

Esta estructura se integró dentro del ramal de Santa Bárbara /Santa Bárbola de la Compañía del Ferrocarril de Llangréu / Langreo, dentro de la línea Laviana-Sama, y dio salida al carbón que se extraía en la margen izquierda del río Nalón en Sotrondio desde el cargadero propiedad de Duro Felguera ubicado en El Pontón.

Consta de una estructura de hierro laminado en un único tramo de 64 metros de luz y diez secciones formadas por vigas que fueron reforzadas en los dos módulos centrales bajo el proyecto del ingeniero de Fernández de la Somera. Las vigas, denominadas de celosía, están unidas mediante remaches y cuentan con un apoyo fijo y otro deslizante sobre pilares de piedras situados en ambas orillas del río.

En el año 1992 el puente queda sin servicio y pasa a formar parte de los bienes del patrimonio industrial del municipio, habiendo sido rehabilitado para contribuir a su conservación en el año 2003.

Puente de La Maquinilla

El puente de La Maquinilla se levantó sobre el río Nalón para comunicar la explotación minera de Rimadero, gestionada por las sociedades Elorduy y Herreros Hermanos, con el ramal ferroviario que daba acceso a las minas de Santa Ana, en L'Entregu / El Entrego.

Esta estructura, de 58 metros de luz, que actualmente une Sotrondio con el barrio de El Serrallo, fue forjada en hierro con roblones en los talleres de Duro Felguera en 1898. Unos años más tarde, en 1902, coincidiendo con la integración de la compañía Herreros Hermanos en la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, el puente pasa a utilizarse para transportar carbón desde Rimadero hasta la factoría siderúrgica de Duro Felguera en Llangréu / Langreo a través del Ferrocarril del Norte.

En el año 1937 una fuerte riada devasta el Puente de la Maquinilla, lo que obliga a su reconstrucción y a  prolongar su extensión con un tramo anexo de tres metros para mantener su función.

Cuando finaliza la extracción de carbón en la mina de Rimadero, el puente queda sin utilidad hasta que las gestiones realizadas por el movimiento vecinal, unidas a una cuestación popular, logran su recuperación como pasarela peatonal para el transito de vecinos entre la localidad de Sotrondio y el barrio de El Serrallo en la década de los 70.